Son aquellas que se desarrollan en los músculos, nervios, tendones, ligamentos, articulaciones, cartílagos y discos intervertebrales, como consecuencia de tensiones o algún esfuerzo que producen inflamación en los tendones, dando origen al atrapamiento de nervios o pueden también dificultar el flujo sanguíneo.

Lesiones Tendinosas